miércoles, 3 de marzo de 2010

2 años buceando en Taganga

Hace cuatro años empezamos a pensar que hacer para regresar y quedarnos en Colombia.

Johan como muchos de los extranjeros, llego a Taganga pensando en quedarse 1 semana pero se quedo toda la vida, parece ;) Hizo su curso aguas abiertas y meses después se volvió instructor y yo aunque había decidido dejar mi trabajo de Bióloga, aún conservaba la pasión por el buceo así que porque no volver a Colombia y abrir un centro de buceo. 

Johan dijo que el sitio perfecto era Taganga, que a las 2 de la tarde cada día estaríamos desocupados, listos para pasar tiempo con los niños , acostarnos en una hamaca y leer, ir a la playa y comer paletas de limón…el Paraíso!!!  Así que ahorramos más, decidimos tener a Thomas primero y luego con muchas ganas y poco dinero, la mayoría prestada por nuestras familias, compramos la casa perfecta, cerca a la playa, grande, ideal para nuestro sueño.










Pero el trabajo era intenso, 900m2 que remodelar, pintar, cambiar, mejorar… que agotamiento..y que mal cálculo en el presupuesto, la casa aunque ideal estaba destruida, no servían los pisos, ni los baños, ni las ventanas, ni el techo, ni la tubería, ni la electricidad, tampoco había suministro continuo de agua!!! ay noooo que habíamos hecho.. pero a lo hecho pecho!!  había que seguir. Luego todo el papeleo, burocracia, desinformación, leyes y mas papeles para abrir el negocio e invertir nuestros ahorritos en Colombia y para obtener la visa de Johan, claro todo debiidamente notariado, autenticado, apostillado y hasta bendecido por el divino niño!!. 

Finalmente abrimos como hostal en octubre de 2007 mientras arreglábamos los papeles del bote y los permisos para operar como centro de buceo, empezamos a comprar y traer los equipos de buceo con la ayuda de esa amiga que todos tenemos en Miami. Recibimos nuestros permisos el 19 de Marzo del 2008 en la mañana y en la tarde sacamos nuestro bote y llevamos el primer buzo a la Isla de la Aguja.

Compramos 20 libros en PADI, pensando que si hacíamos 20 cursos en el primer semestre del año, estaríamos felices. Pero de nuevo nos fallo el cálculo, claro que esta vez a favor nuestro, los 20 libros no nos alcanzaron ni para el primer mes, estábamos triunfando!!!

 
Nuestra primera estudiante de Open, Ailbhe de Irlanda


El primer grupo de estudiantes y nuestro primer salón de clases


Empezamos con 2 empleados, y Johan iba al agua, llenaba los tanques, alistaba el bote, yo hacia los refrigerios, contestaba el correo, atendía los clientes, y en la noche lavábamos los equipos juntos, hoy contamos con 5 instructores, un dive master, nuestra super asistente Marjorie, dos capitanes Benjamin y Tirso, Liset de servicios generales y Ali el mejor trabajador de Taganga.


Y aunque nunca estamos libres a las 2 de la tarde como soñamos, estamos felices, tenemos la casa al lado de la playa, la hamaca colgada, el centro de buceo es un éxito, contamos con un super equipo de trabajo, hemos conocido personas inolvidables que ahora están en India, Suecia, Bogotá, Holanda, Inglaterra, Japón, Suráfrica, Barranquilla, Suiza, Irán, Madrid, Australia y muchos lugares más o siguen viajando por el mundo y además tenemos la fortuna de ver regresar una y otra vez algunos buzos apasionados. 

Hemos logrado el sueño, pero algún día venderemos todo y nos iremos en un velero a bucear por el mundo, cuando Juan y Thomas estén grandes claro!! Gracias a nuestras familias, a Paola, Erik, Jorge, Amparo, Erick, Max, Juan, Gloria, nuestros vecinos Chicho y Serafina y a todos los que nos ayudaron a estar felices buceando en Taganga.


Yolima &  Johan.

No hay comentarios:

Free clock for your web page reloj para web
Besucherzähler
Loading...